miércoles, octubre 10, 2007

Diálogos junto a la hoguera: La musa araña

-Qué bien se está aquí, ¿verdad?
-Sí.
-Oye, hace mucho que no te leo nada nuevo en el blog.
-Ya.
-¿Y sobre qué escribes cuando no hay nada que contar?
-Siempre te puedes inventar algo.
-No, en serio.
-Vale, en serio: siempre hablo de ti.
-¿De mí? No entiendo.
-Yo tampoco, pero aún así, lo hago.
-Cómo te gusta quedarte conmigo...
-Me encantaría.
-¿El qué?
-Quedarme contigo.
-¿Dónde?
-En cualquier sitio.
-¿Sí?, ¿aquí, por ejemplo?
-Por ejemplo, aquí en esta noche. Que siempre fuese aquí y esta noche.
-Joder, "siempre" tampoco, ¿no? Qué aburrimiento.
-¿Ahora estás aburrida?
-No, ahora mismo no. Pero si llevase aquí muchas horas, pues igual sí que me terminaría aburriendo.
-¿Y qué otra cosa podrías hacer más interesante que estar aquí para siempre conmigo?
-Pues no lo sé. Ahora mismo...
-Yo tampoco. ¿Lo ves? No hay nada mejor. Tú y yo, aquí, siempre.
-Vale. Oye, tengo un poco de frío. ¿Nos vamos ya?
-Siempre me haces lo mismo.
-¿Qué? Pero si es la primera vez que venimos!
-Eso es lo que tú te crees. Pero yo he estado aquí muchas veces contigo. En realidad, venimos casi cada noche.
-¿Sabes que me estás empezando a asustar?
-Sí. Lo sé, porque cada noche me lo dices.
-Cada noche, ¿no? ¿Y luego qué pasa?
-Luego me clavas las uñas y lo cuento todo en el blog.

5 Comments:

At 11:30 p. m., Blogger Peter Sinclair said...

jejejeje, me ha gustado. Aquí otro especialista en mirar a las musarañas y tener conversaciones figuradas. Sé que no debería pero es tan tentador...

Y sí, ya era hora de que actualizaras :P

 
At 4:05 p. m., Anonymous Lore said...

¿Os imaginais una situación y la vivís?
¿Haceis diálogos? ¿En la mente, o a veces también en voz alta, susurrando?

¿Es eso soñar despiertos?

 
At 1:21 p. m., Blogger agnes said...

a veces supongo que es algo que quieres, otras es algo que esperas... pero que nunca sucede...

me ha encantao :D

 
At 10:55 p. m., Blogger Ilión said...

Yo no sé ellos. Yo por la noche no puedo dormir, porque entonces dialogo.

La pena es que en cuanto me levanto de la cama llega el vacío.

 
At 2:57 a. m., Anonymous Bloodymara said...

Las musas araña tejen vacíos cómodos como las pesadillas entre los atrapasueños, llenos de “y si…”, de “ayer”, “quizás”, “mañana”, el “eterno nosotros” que espera en el “tu y yo”, un nimbo de diálogos que nos prometemos y un cementerio de intentos prorrogados que nunca tuvieron cuna de carne, sólo nanas huérfanas de “ahora” y bastardas del “puede” de sus padres.
Aun así nos encontramos a braza en las noches de naufragio.
Cuando los faros no miran nos hablamos, regalos fugaces de caras y nombres que se borran con el sol, nos des-soñamos.
Amanece y la marea deja cientos de ciegos en la arena, hijos de huellas en distinta dirección, las musas recogen sus redes atrapando mensajes en botella naufragados, cantos de sirena y estelas de caminos no cruzados.


jejeje, gracias Muso-araña, que placer tener un sitio al que regresar (aunque sea para lanzarte chorradillas insomnes desde mi orilla)...
y repito: ya era hora de que actualizaras, si.

Un abrazo de ocho brazos, ;)

 

Publicar un comentario

<< Home