viernes, diciembre 04, 2009

Te llamaré Sábado


Hoy el náufrago ha preparado las maletas. Se va de puente al otro lado de la isla. El miércoles, cuando vuelva, todo volverá a ser rutinario. Pero ahora quiere disfrutar de otros árboles, de otros pájaros y de otras flores. De un mar diferente, que le cante canciones distintas. En el otro lado de la isla, seguro que habrá excursiones interesantes no programadas y visitas no guiadas apasionantes. Espera no encontrar compañeros de viaje pesados y habladores, de los que no te dejan tranquilo. Y tampoco de los silenciosos y aburridos, que no te dicen nada. En realidad, espera no encontrar a nadie. Pero no le importa. Además... ¿quién sabe? Aunque el náufrago lo único que quiere es tomarse unas pequeñas vacaciones de su abandono, para ver qué se siente. Para intentar recordar cómo era ir a algún sitio. Y luego regresar. Lo ha planeado todo minuciosamente, punto por punto: primero echará a andar y después se dejará llevar, sin prisas ni urgencias. Y no tiene intención de apartarse un ápice del programa. Lo cumplirá a rajatabla. Son sus primeras vacaciones en varios años y no piensa echarlas a perder. Ya es hora de desconectar. Si alguien pregunta por él durante su ausencia, mejor que no deje ningún recado, porque menuda putada.

1 Comments:

At 7:28 p. m., Blogger Maybellene said...

Vaya, otro que tiene menos vacaciones que los niños que nos fabrican las Nike.

En fin, ya estarás por ahí, pero yo escribo aquí mis deseos: desconecta, pásalo bien, respira aire fresco y siente otros vientos! De vez en cuando, es lo mejor.

Besos :*

 

Publicar un comentario

<< Home