martes, diciembre 18, 2007

La pesadilla que me muerde la cola


Uno, dos, abro los ojos.
Dos, tres, todo está oscuro.
Tres, cuatro, le veo a mis pies.
Cuatro, cinco, abre la boca.
Cinco, seis, no me puedo mover.
Seis, siete, su cara se acerca.
Siete, ocho, los dientes amarillos.
Ocho, nueve, cierro los ojos.
Nueve, diez, tiene voz de pito.
Diez, once, no deja de hablar.
Once, doce, me pega un mordisco.
Doce, trece, habla sin parar.
Trece, catorce, su cara me suena.
Catorce, quince, la cabeza me estalla.
Quince, dieciséis, ¿por qué no se calla?
Dieciséis, diecisiete, ¿mi yerno en patinete?
Diecisiete, dieciocho, me despierto todo pocho.
Dieciocho, diecinueve, que vienen los de El Jueves!

1 Comments:

At 8:50 p. m., Blogger Ilión said...

Jeje, parece una canción que cantaría un niño en un libro de Stephen King ;)

Un beso.

 

Publicar un comentario

<< Home