martes, diciembre 18, 2007

Spam


Cuando pasas de largo y no miras atrás. Cuando no arrastras ni siquiera una brizna de aire tras de ti. Cuando ni siquiera dejas el rastro de un olor. Es entonces cuando sabes que puedes desaparecer sin más. Has ido soltando lastre y cortando amarras. Te has deslizado por este mar de aguas insípidas y la espuma de los días hace tiempo se deshizo en la orilla, cuando nadie miraba. No escuchas tu propia voz, entre el estruendo de la vida, allá afuera. Pero ya no te apetece gritar, ni callar. Ni inventar, ni pensar. Ni estar, ni tampoco ir. Cuando el tiempo deja de tener medida y el deseo no aprieta más que la indiferencia. Te desvaneces en una nota a destiempo, como un error suspendido en el vacío, por el que no cabe ni el asomo de un pensamiento consciente. Que poco a poco se va cerrando, como una herida soñada. Como una cicatriz de regaliz, o una negra nube de azúcar, con su tormenta de juguete. Hasta aquí. Hasta no tener nada más que ver con nada. Eres una frase incompleta que se olvida entre el pensamiento y la expresión. No esperes más. Porque todos se han ido. Todos los nombres que inventaste. Todas las voces. Te has quedado tan solo que ni siquiera te ha dado tiempo de terminar de hablarte a ti mismo, porque te has dejado con la palabra en la boca.

5 Comments:

At 8:48 p. m., Blogger Ilión said...

A veces me dejas sin palabras...

 
At 9:38 p. m., Anonymous Anónimo said...

:(

 
At 11:39 a. m., Anonymous Bloodymara said...

"Como una cicatriz de regaliz, o una negra nube de azúcar, con su tormenta de juguete"


Brutal.

 
At 1:23 p. m., Anonymous mimoide said...

Y sin embargo

 
At 1:51 p. m., Blogger Ordago said...

Hcía mucho tiempo que no pasaba por tu blog, quizá porque "todos se había ido" y yo estaba tratando de reinventarme... Pero cada vez que entro, porque en realidad, nunca dejo de entrar... Siempre me dejas helada, porque siempre leo algo que explica el como me siento o he sentido en un instante.

 

Publicar un comentario

<< Home