domingo, junio 25, 2006

"American Psycho", de Bret Easton Ellis

Image Hosted by ImageShack.usBret Easton Ellis escandalizó a todo el mundo con este enfermizo retrato en primera persona de un yuppie psicópata.
Con un estilo de frialdad casi insoportable y un gusto extremado por el detalle más ínfimo, Ellis nos narra los avatares cotidianos de Patrick Bateman, triunfador de la sociedad neoyorquina, en el marco de los años 80. Una sociedad caracterizada por la superficialidad más alienante, alimentada por la sangre de sus propios miembros.

La lectura se hace incómoda a primera vista, por la utilización del tiempo en presente y la abundancia de pasajes descriptivos. Sin embargo, no debemos olvidar que la intención del autor es la de introducirnos de lleno en la piel de ese ser particularmente repulsivo, pero atrayente a partes iguales. Y bajo mi punto de vista, lo consigue con creces. No porque el personaje resulte atractivo, sino porque, como lector, uno no puede evitar tratar de desentrañar si de algún modo existe en él un rasgo de humanidad.
Al mismo tiempo, ese retrato acerado y punzante de la hipocresía laboral y cotidiana de los yuppies resulta en extremo regocijante. El modo en que se relacionan los unos con los otros, su forma de ignorarse, de competir del modo más abyecto…

La primera vez, al terminar el libro, la sensación era muy desagradable, pero al mismo tiempo hube de reconocer que me sentía enormemente fascinado. Esta novela, leída con atención, puede llegar a despertar instintos que uno no quisiera creer que posee. Sin embargo, parece evidente que una parte misericordiosamente oculta de nosotros, es capaz de sentirse atraída por el mal en su estado más puro. Al fin y al cabo forma parte el ser humano.

Pat Bateman es un desalmado que mata por diversión o por necesidad, pero más que eso, que es incapaz de sentirse parte del mundo. Hacia el tramo final de la novela, asistimos a un pasaje especialmente esclarecedor, en el que de algún modo, el asesino implacable se nos muestra en toda su desnudez interior. Obviamente, lo que vemos, no resulta nada agradable. Confusión, dolor, enfermedad, locura… pero al mismo tiempo, un silencioso grito de socorro, que la repentina vuelta a la realidad acallará, posiblemente para siempre.

Aparte de triunfar en lo estrictamente argumental, Ellis se nos muestra como un privilegiado conocedor de los entresijos del mundillo que nos describe. Y como un literato cuya capacidad de resultar sarcástico parece no agotarse, página tras página. De hecho, el libro se puede llegar a entender como una feroz y descarnada visión de la sociedad contemporánea. En el fondo, Bateman es tan hortera, tan ególatra, tan superficial y está tan perdido y solo…, como cualquiera de nosotros.

14 Comments:

At 12:08 a. m., Anonymous Personare said...

Una vez te leí preguntar qué pasaría si alguien se obsesionara tanto con la lectura de American Psycho que llegara a creerse que era Patrick Bateman.

Todavía estoy esperando a que te leas Lunar Park (la última de Easton Ellis) para poder comentar hasta qué punto fue perspicaz tu observación.

Mientras tanto, gracias por tus textos. Siempre resulta agradable leerte.

 
At 8:43 a. m., Blogger Náufrago said...

Jeje... sí que tengo ganas de leerme "Lunar Park", sí. Y bueno, con lo de las obsesiones, supongo que hay grados.
Gracias, majo.

 
At 10:01 a. m., Anonymous iarsang said...

Tengo el libro comprado esperando en la pila junto a tantos y sé que un día me lo leeré pero no sé por qué no me atrae especialmente. Quizá por haber visto la película y que tampoco me entusiasmara. No sé, ya veré qué tal.

Por cierto, casi un mes sin actualizar y luego ale, en dos días dos nuevos comentarios. Regularidad, hombre, regularidad :P

 
At 10:09 a. m., Blogger Náufrago said...

No es culpa mía, joer!! La amarga vida del estudiante (ocasional). ¿Tú qué sabrás? ;)

 
At 7:00 p. m., Anonymous personare said...

Es que la película no tiene nada que ver con el libro de Easton Ellis. Eso sí, después de la peli, Brett colocó a Christian Bale como parte del paisaje en Glamourama.

Siempre le ha gustado mezclar la realidad (en los libros) con la ficción que sucede fuera de sus páginas.

 
At 10:13 p. m., Blogger Náufrago said...

Mmm... ¿seguro que "Glamourama" es posterior a la peli, Personare?

 
At 11:30 p. m., Anonymous clau said...

Antes que nada, me alegra mucho conocer tu blog, tío. No estaba enterado de su existencia. Estoy igual que iarsang: lo tengo aguardando en la pila desde hace tiempo. Espero que este comentario me haga apurar un poco. Y a "Lunar Park", por otros motivos, también le tengo muchas ganas.

 
At 11:42 p. m., Blogger Náufrago said...

Muchas gracias, Clau. A ver si es cierto que lo lees pronto y me dices qué te parece el libro. ;)

 
At 9:34 a. m., Anonymous personare said...

Según parece, el copyright de Glamourama es de 1998, aunque apareció en el 2000, el mismo año que la peli. Puede ser que ya fuera amigo de Christian Bale antes de que apareciera en la película.

Y hablando de películas, me he enterado de que Roger Avary está preparando la versión cinematográfica de Glamourama:

http://glamorama.iespana.es/


A ver si lo hacen mejor que con American Psycho. O sea, a ver si no la acaban.

 
At 9:57 a. m., Blogger Náufrago said...

Uf!! pues a mí me da que "Glamourama" es incluso más "inadaptable" que "American Psycho", ¿no? De todos modos, habrá que confiar en Avary. Al fin y al cabo, suya es la mejor adaptación que se ha hecho hasta ahora sobre una obra de Ellis: "Las reglas del juego".

 
At 2:36 p. m., Anonymous Absaloon said...

American Psycho ha sido criticada por infinidad de escritores com una novela aburrida, repulsiva,infamante etc., y a mi no me pareció nada de eso -si acaso un poco repulsiva, jaja. En mi caso, el exceso de detalles, que al principio puede parecer algo tedioso, acaba siendo uno de los principales enganches de la novela: yo acabé disfrutando como un cosaco con los modelitos y los utensilios en boga. Además, lclaro está, en la magistral descripción de algunos de sus asesinatos. Estoy de acuerdo en que lo que pretende es introducirnos de lleno en el mundo del protagonista, obsesionado hasta la última consecuencia por todo este mundo de glamour, dinero y droga. Además, a lo largo de toda la novela, supongo que debido al conocimiento del autor acerca del mundo sobre el que escribe, queda el regusto de una vida terriblemente aislada y solitaria, por más que se desarrolle en uno de los ambientes más glamurosos de E.E.U.U; un hombre que -como tu dices-, es incapaz de relacionarse con el mundo que le rodea y acaba matando por aburrimiento y por necesidad.
De acuerdo en que hace una perfecta radiografía de la sociedad actual en general y de la norteamericana en particular.

Yo también visito por primera vez este sitio. Espero pasarme por aquí de vez en cuando.
Ciao.

 
At 12:06 a. m., Anonymous tedbundy said...

Vaya, que chulo el blogi.

Yo he leido esa jodida novela cinco veces!!

 
At 4:58 p. m., Anonymous Manu Guerrero said...

Ok... Glamourama me voló los sesos. Absolutamente adictivo. Es cierto que resulta dificil imaginar glamourama en formato cinematografico, ya lo es bastante por si mismo. Seria redundar. Una peli pegada con mocos... Porque no dejarla ser una novela y nada mas?
Eso, saludos. Manu, Santiago de Chile.

 
At 4:09 p. m., Blogger Seth Bones said...

"American Psycho" me aburrió, algo que no perdono a ninguna novela. Incluso en algunos momentos me pareció innecesariamente malsana; me refiero a escenas de sadismo que no contribuían a definir el perfil del protagonista. Y eso tampoco estoy seguro de poder perdonarlo.

De todas formas recibí la recompensa de "Menos que cero", que leí después, y a continuación la de "Lunar Park", cuya primera mitad o así es brillante, y la segunda... bueno, digamos que un poco menos sugestiva. De todas formas, me divirtió muchísimo que Ellis, con su pretensión de homenajear a King, lo superara en ocasiones con escenas de terror que al menos a mí me provocaron más de un temblor...

 

Publicar un comentario

<< Home