sábado, noviembre 11, 2006

"Ficción", de Cesc Gay

Image Hosted by ImageShack.us Tenía bastantes esperanzas puestas en la nueva película de Gay. Tras sus primeros trabajos, en creciente progresión, éste parecía ser su punto culminante (al menos por el momento). Pero al final las expectativas se han visto un poco defraudadas. Sólo un poco.

Lo que se nos cuenta en “Ficción” es casi una extensión con cambio de sexo de lo que le ocurría a Mónica López en la anterior película de Gay, “En la ciudad”: una individua, individuo en este caso, que se halla en un momento de crisis dentro de su madurez, al que un golpe inesperado del destino le sitúa en una encrucijada emocional que le obligará a tomar una decisión que rompa totalmente con lo que ha sido su vida hasta ese momento, o por el contrario, dejarla pasar de largo.

Gay parece empeñado en indagar dentro de las crisis vitales a lo largo de los años. En “Krampack” su objeto de estudio era la adolescencia. En cambio en las dos últimas, se ocupa del colectivo de los “treintañeros casi cuarentones”.

Y bueno… no se puede decir que el filme no esté conseguido. Como película, es un trabajo irreprochable. El problema radica en que es una historia que ya se nos ha contado muchas veces: la del romance no consumado. Y si atendemos a precedentes como “Tierras de penumbra” de Attenborough, “Los Puentes de Madison” de Eastwood o “Lo que queda del día” de Ivory… por mencionar algunos por los que siento especial devoción, pues claro, no ha lugar a las comparaciones. Mejor no seguir por ahí. En cualquier caso, pese a las similitudes que pueda haber, no dejan de ser trabajos muy distintos, en cuanto a las ambiciones formales.

Y aún así, “Ficción” tiene rasgos destacables. Empezando por las interpretaciones. Todos están realmente bien. Eduard Fernández construye su personaje a partir del carácter que ya interpretaba en “En la ciudad”. Y es que diríase que se trata del mismo individuo: sensible, retraído, que sufre en silencio pero con dignidad… aunque bien es cierto que en esta ocasión, no hay tanto poso dramático. Por otro lado también destaca un Javier Cámara que sigue explotando su registro de “buen tipo normal” que ya nos mostrara en “La vida secreta de las palabras” de Coixet. Una interpretación brillante, pese a no tratarse de un personaje especialmente memorable. Las mujeres también muy bien, con mención especial para la debutante Montse Germán.

En cuanto al guión, dejando aparte lo manido del argumento, sí se nutre de los precisos diálogos que son característicos en los trabajos del director catalán. Diálogos que dicen mucho, con pocas palabras. Y lo dicen muy bien.

Por lo demás, la película adolece de un naturalismo un pelín demasiado forzado. En un entorno urbano era más fácil disimularlo, gracias a la presencia de los decorados, de la figuración, etc. pero aquí hay momentos en que el artificio amenaza con desmoronarse. Afortunadamente, son muy pocos.

A pesar de ello, hay secuencias que compensan cualquier defecto, como la despedida final en la curva de la carretera, llena de callada intensidad, rematada con esa preciosidad de frase en la boca de la chica: “de vez en cuándo está bien enamorarse un poco, ¿no?”.

En definitiva, posiblemente se trata del trabajo menos inspirado de su director, sin la chispa de “Krampack” o la lucidez de “En la ciudad”, pero en cualquier caso, es un filme que ocupa un digno lugar en una carrera aún con muchas cosas por decir.

3 Comments:

At 6:09 p. m., Blogger Gabby said...

Wow! Ahora sì que me has dejado tarea! Tengo mucho que leer de todo lo nuevo que has subido a tu blog! Prometo buscarme ratitos para hacerlo y poco a poco ir dejàndote uno que otro comentario, porque ni creas que me voy a perder un solo post!!!
Saludos!!! :)

 
At 5:15 a. m., Anonymous Clau said...

Procuraré ver esta peli en lo próximo. "Krampack" me resultó bastante interesante, y no estaría mal profundizar en el cine de este director.

¡Saludos!

 
At 9:09 a. m., Blogger Náufrago said...

Hola, Clau. :)
En realidad las dos últimas películas de Gay se diferencian un poco de "Krampack". Son algo más introspectivas. Aún así, sigue siendo un cineasta preocupado por los personajes, por encima de todo, además de mantener ese poso melancólico en sus historias. A ver si ves "En la ciudad" o "Ficción" y ya me dirás qué te han parecido. Saludos!!

 

Publicar un comentario

<< Home