lunes, enero 14, 2008

Lunes gris


Hoy el día ha empezado demasiado temprano. Como todos los lunes. Después de ese abismo aterrador que es la noche del domingo, ese abismo que no se sabe dónde empieza ni dónde acaba, y casi sin darme cuenta, me he visto fichando en el trabajo. Y creo que ha sido entonces cuando me he despertado en realidad, delante del reloj de fichar, que ha hecho un ruido que me ha sonado como el chasquido de dedos de un hipnotizador. Nada más entrar, M ha aparecido con su habitual expresión de no poder más. Le he preguntado qué le pasaba y supongo que mi tono ha debido ser demasiado enfático, porque (muy a mi pesar) me lo ha explicado. Así que la mañana ha empezado en plan filosófico con M. Algo que parece demasiado duro para un lunes por la mañana a primera hora. Será mejor limitarlo de ahora en adelante a los viernes, con la tonta exaltación de esos momentos en los que el fin de semana parece un mundo de posibilidades. Es menos deprimente.

Después me he encontrado con un montón de tareas pendientes y de entre todas ellas, la más satisfactoria ha sido comprobar hasta qué punto domino las interioridades de la fotocopiadora. Creo que he accedido a las partes más íntimas de ese engendro mecánico a donde nadie había sido capaz de llegar nunca. Ni siquiera el mecánico de las gafas. Y lo más estupendo de todo: por primera vez, he sido capaz de meter las manos dentro de una máquina y no me he quemado, pellizcado, arañado o cortado. Es algo que le levanta el ánimo a cualquiera. Eso sí. El papel, ya estaba regurgitado.

Por lo demás, la mañana se ha hecho larga. Me he enterado de que las oposiciones se siguen retrasando y que seguramente hasta mayo, nada de nada. Pues qué bien.

He comido con el ansia de quien confunde las sardinas y los garbanzos con el agua del río del olvido, con la ilusión de pasar página lo antes posible. Mientras, me he puesto a ver "Sympathy for Mr. Vengeance", esperando que los malos comentarios que había escuchado sobre ella fuesen equivocados. Para nada. Se quedaban cortos. A años luz de "Old Boy". Eso sí, me ha hecho gracia el tío del pelo verde y he anotado en el bloc de notas que tengo pegado con imán al cerebro que tal vez en verano me lo tiña igual. Con la camiseta roja pareceré una aceituna rellena de pimiento morrón.

Después de la peli, he seguido leyendo "El Cuaderno Gris" de Josep Pla, que tan enganchado me tiene. Tanto, como para darme la idea de convertir el blog en una especie de remedo del libro. Seguramente la novedad no me durará más que un par o tres de días. Al fin y al cabo, ni soy Pla, ni tengo su capacidad de transformar lo cotidiano en algo entretenido. Y bueno, tampoco me han gustado nunca las sardanas. Y creo que si practicase el "resopón" nocturno, vomitaría hasta el hígado. Pero sí me maravilla descubrir en esas páginas a la Cataluña que (sin ser del todo consciente) llevo tan guardada dentro de mí. Es curioso.

Con la cena, me he puesto "Bad Santa" de Terry Twigoff. No sé por qué la había tenido tanto tiempo en espera. Me ha gustado muchísimo. Tal vez no tanto como "Ghost World", pero casi. Ese Billy Bob Thornton parece nacido para hacer de Santa Claus "malincuente". Y el niño gordo es la caña.

Estos días me acompaña la música de Nearly, la banda paralela de Jerome Dillon. Me gusta, pero tampoco creo que vaya a ser uno de mis discos de cabecera. Por cierto, en la peli de Twigoff sonaba el vals que también aparece en "Eyes Wide Shut" y automáticamente he pinchado en el emule la banda sonora de la peli de Kubrick. Qué grande.

Mientras escribo todo esto, tengo puesto el programa de Fríker Jiménez de anoche. Me he aficionado a acabar los lunes igual a como los empiezo: con miedo.

5 Comments:

At 8:23 a. m., Blogger Ilión said...

Pues para no tener la capacidad de Pla, yo lo he leído de un tirón. ;)

 
At 10:48 a. m., Anonymous Anónimo said...

Pos a mi me pare muy buena Simpathy for Mr. Vengeance. Una muy buena comedia negra.

Y la de Bad Santa tambien está bien.

Saludos.

 
At 11:40 a. m., Anonymous Bloodymara said...

Mmmmm... pero que bueno leerte, algo bueno en esta mierda de semana que llevo (a juego con el principio del año).
Jejeje, yo no pude con "simpatia por el señor venganza", la estaba viendo, vino un amigo a verme y se quedó donde me pilló, ya la veré con la de la señora a ser posible, un atracón de las tres a ver si funciona como el río ese y por lo menos me olvido un rato y sino tendré que llamar a Lacuna algo, del Kauffman, los que borran los recuerdos eternos de una mente inmaculada, jejeje...
Por dios que ladrillo, solo para decirte que echaba de menos leerte, aqui una aceitunilla de paprika (que me llama mi hermana del alma), si, de pimiento morrón tal vez, pero paprika suena mejor, ;P
Besotes, naufrago!!!

 
At 4:09 p. m., Blogger Tyla said...

Gracias, Ilioncilla y Anonimillo.

Querida Blooodymary: tú eres una piruleta, de color violeta, espolvoreada de paprika, que está muy rica.

Requetemuacks!

 
At 12:57 p. m., Blogger señor tascoigne said...

Me encanta esta entrada. Es como visitar un día tuyo a través de tus ojos.

Aquí hay otro al que le gustó mucho Sympathy for Mr. Vengeance. De hecho (y sé que puede sonar a sacrilegio) me gustó más que Oldboy.

Abrazos.

 

Publicar un comentario

<< Home