jueves, mayo 10, 2007

"No amarás", de Krystof Kieslowski


El amor secreto.
El amor callado.
El amor naciente y el amor moribundo. La muerte en vida.
La mirada.
A través de una serie de viñetas férreamente unidas por la insoportable fragilidad de lo cotidiano, asistimos al devenir de una historia particular, pero universal. Que va directamente al meollo, al tuétano de la naturaleza del amor. Sin medias tintas. Que nos hace sentir culpables, como espectadores. Por introducirnos de un modo tan obsceno en algo tan íntimo.
El amor es dolor y pérdida.
Es la espera incesante y angustiosa de un momento ideal.
El joven enamorado de la película es a la vez el dios y el esclavo. El héroe y la víctima. El ser más feliz del mundo y el más desgraciado. Tan sólo un instante le separa del cielo o del abismo.
Pero cómo duelen las palabras y los gestos.
Cómo hielan y queman los silencios.
Y al final, el intercambio de papeles.
La figura deseada y ajena cierra los ojos y ve. Descubre.
Y nosotros nos quedamos mudos. Devastados.

2 Comments:

At 11:49 p. m., Anonymous Óscar said...

A mí la que más me gusta de Kieslowski es "La doble vida de Verónica", pero hay que reconocerle una grandísima sensibilidad transmitida a través de la puesta en escena fuera de dudas.
Eso sí, me parece que lo más grande de los films de Kieslowski ha sido el refuerzo musical de las partituras de Zbigniew Preisner. Sencillamente impresionantes.
Por cierto, que con el título de esta me he acordado de la grandísima peli de Andrzej Zulawski "Lo importante es amar", una de mis películas favoritas y una obra maestra como la copa de un pino. (dejo caer la recomendación, aunque imagino que ya la habrás visto).

Saludos!

 
At 8:43 a. m., Blogger Náufrago said...

Pues no. No la he visto. Así que tomo buena nota. :)

 

Publicar un comentario

<< Home