sábado, mayo 26, 2007

Sí, son las musarañas


Las veía.
Paseándose por los ángulos que formaban el techo y la pared. Se movían al compás de toses aleatorias y del "toc toc" de la tiza en la pizarra, en una contradanza silenciosa. Mientras la voz del profesor recitaba su conjuro a favor del aburrimiento, yo me deslizaba a lomos de aquellos bichos. Que me contaban hermosas historias sin sentido. Que ponían nombre a cada destello de la tarde en las persianas verdes. Miraba de reojo a los otros niños, sus caras de sueño y sus miradas embobadas. Me parecía increíble que ellos no las vieran, tan peludas y brillantes. En un momento dado, dejaban de hablarme, seguramente cansadas de aquel ambiente tétrico. Y se iban. Simplemente se esfumaban. Entonces ya sólo podía entretenerme dibujando monigotes a lápiz en el pupitre. Monigotes que hacían compañía a los de los niños de cursos anteriores, que seguramente ya serían viejos, como de 16 años o así. No me parecía que la clase se fuese a terminar nunca. Y nunca se terminaba. Siempre que me buscaba, me encontraba sentado allí, mirándolas o esperando que apareciesen. Ahora algo ha cambiado. Ya no las veo desde el pupitre de madera pintada de verde. Ahora las veo desde una mesa de oficina pulcra y sin monigotes. Rodeado por otros niños que son viejísimos, pero que tienen idénticas caras de sueño e idénticas miradas bobaliconas que los niños de antaño. Sin embargo, sé que ellas son las mismas, porque me observan de la misma manera y me cuentan las mismas historias.

6 Comments:

At 1:20 p. m., Anonymous Bloodymara said...

:)
Mmm... musarañas. Las ninfas de Sueño, jejeje.
Yo tambien las recuerdo, pobrecitas, ahora tengo que cazarlas en cuanto veo alguna descolgandose del techo para despistarme a los niños... Sólo a veces, cuando les mando algun ejercicio escrito puedo sacar las mias de la cajita de cerillas e inflarlas a suspiros. Menos mal que las tengo amaestradas...

A ver que mas te inspiran las musarañas... jejeje. Podriamos hacer un cuento corto cada uno con la misma palabra que nos dicten las musarañas, pero sin promesas de regularidad porque aunque la idea me fascina soy demasiado inconstante.
Si te apetece elige una palabra y aunque sea malo-malo, lo que me salga lo publico esta noche.
;) bechitos de mariposa!!! (con las pestañas, como me los daba mi mama, jejeje).

 
At 1:29 p. m., Blogger Náufrago said...

Ah, no. Me niego. Soy un alumno nefasto. Y no quisiera decepcionar a una profe tan guay, aunque también sea una profe inconstante. Ni que decir tiene que la chorradita ésta me la ha inspirado uno de tus comentarios, el que hiciste a la primera entrada del blog. Yo te mando un picotazo de chupacabras. ;)

 
At 3:42 p. m., Anonymous Bloodymara said...

Ein? en todo caso aprendería yo de ti, jajaja, que salida por la tangente tan gentil y musarañera... jejeje, fale. No nos inspiraremos por catalogo, ademas a ti no te hace falta, soy yo la inconstante que ultimamente no sabe sobre que escribir que no sean diarios trasnochados.

Inflaré mis musarañitas flotantes y las soltaré por el cuarto como los globos de Pennywise, a ver que sale...
Estoy deseando seguir leyendo las sobresalientes inspiraciones de tus musarañas (ya que me llamas profe, me niego a calificarlas de "chorraditas").

"Slitzbye" (o como se diga), acepto el picotazo y añado un nostalgico restriega narices de los gnomos.

 
At 4:37 p. m., Anonymous Xerald said...

Precioso texto. Precioso.

Me ha encantado la evocación de la clase y su ambiente, casi lo he respirado, de veras.

Y sí, éste mundo esta plagado (pla-ga-do) de niños viejos que no se atreven ni a mirar al techo por si ven alguna de éstas fantasiosas criaturas. No vaya a ser que recuerden lo felices e imaginativo que eran.

 
At 10:57 a. m., Blogger Náufrago said...

Durante mucho tiempo entierran el niño que fueron, hasta que lo consiguen del todo. Pero cuando quieren desenterrarlo, ya es tarde.

 
At 9:32 p. m., Anonymous Bloodymara said...

si, y huele mal, :P ... yo creo que de las cosas cariñosas que me gustan que me llamen una es "niña", como decia el Waits en aquella cancion "I don't wanna grow up"... y yo creo, creo, creo en las hadas, ;)

 

Publicar un comentario

<< Home