jueves, junio 28, 2007

La canción del verano


Cada vez que llega el mes de junio, con sus promesas de verano eterno, me pierdo en la espera. En la contemplación de esas horas suspendidas frente a mí. Ociosas. Indolentes. Mientras todo avanza más despacio y pegajoso. Como rayos de sol acercándose pero sin llegar a mojar el asfalto. A través de ellos, observo esa maraña de días interminables, idénticos, que nunca consigo agotar sin desfallecer. Sin saber en cuál de ellos tendrá lugar ese instante fugaz, inolvidable, que dará nombre, forma y olor a este verano y lo distinguirá de otros. Me engaño creyendo que eso es así. Me engaño pensando que todos han tenido algo a conservar. Pero lo cierto es que los últimos han sido exasperantemente parecidos. Hay una sensación que no puedo explicar, pero que me acompaña y no me deja. La sensación de una idea equivocada. De una imagen ficticia, que he construido dentro de mí y que seguramente pretende sustituir a aquella anticipación de los veranos de la niñez, tan llenos de posibilidades. Aquellos sí eran veranos eternos. Que iban a morir escuálidos de nostalgia a la solitaria sombra de septiembre. Estos de ahora sólo son pálidos reflejos de una luz decididamente menos brillante y más artificial. Y su música es un lamento desafinado, patético.

3 Comments:

At 9:52 a. m., Anonymous Anónimo said...

érase otro verano...
entendemos la sensación de la que hablas...
los veranos han perdido para mí la magia de entonces, pero en cierta forma siguen susurrándome canciones, que aunque no sean la del verano me hacen sonreir. Sí, el verano ya no nos promete la intensisidad de aquellos años,aquella luz alada... pero creo que hay otras formas de sentir la magia que todavía canta el verano.
(Por cierto,conozco a un experto en cabras y le encanta lo que escribes... sabes crear metáforas como soles)

 
At 2:12 p. m., Anonymous Bloodymara said...

Jejeje, que mas se puede decir... un pequeño retal cancionero para ti:

I had a dream. Crazy dream.
Anything I wanted to know, any place I needed to go

Hear my song. People won't you listen now? Sing along.
You don't know what you're missing now.
Any little song that you know
Everything that's small has to grow.
And it has to grow!
(Led Zeppelin - The song remains the same)

Ojalá no tuvieramos que crecer y pudieramos volver a esos rincones veraniegos de la infancia, donde todo sabia mejor y el verano duraba mas de lo que tarda en llegar el otoño... va a pasar demasiado rapido y quiza sea mejor, ya sabes (aunque "odies" a Green Day, jeje)"despiertame cuando termine septiembre".

Un beso de pestañas y alitas acariciador y volatil como la brisa en el sopor de julio, ;)

PD: voy a desaparecer unas semanitas, espero tener mucho que leer a la vuelta, mmm, para saltar de sol en sol en tus metaforas :)

 
At 2:15 p. m., Blogger Náufrago said...

Pues yo espero que a la vuelta tengas mucho y bonito que escribir, felina de mis espejos.

Cuídate!! ;)

 

Publicar un comentario

<< Home