viernes, junio 29, 2007

"La Desaparición", de Tim Krabbé


He aquí un notable ejercicio de intensidad concentrada. Krabbé necesita apenas poco más de cien páginas para crear un artefacto de milimétrica fuerza. Es la extensión necesaria para no resultar vacuo ni quedarse en la superficie, pero al mismo tiempo es el espacio suficiente para desarrollar una propuesta así de concisa y brutal, sin adornos ni paja innecesaria.

¿Por qué merece la pena esta novela? Principalmente por un doble motivo. El más inmediato es la propia intriga argumental, que provoca una necesidad perentoria de llegar al final. Pero sobretodo por ese trasfondo de terrible, insoportable verosimilitud, que despierta toda clase de fundados temores al respecto de la naturaleza de ciertos crímenes que salpican a diario nuestras existencias. Dejando de lado todo ese horror artificioso, al cual nos tienen acostumbrados los autores modernos, Krabbé nos muestra cómo los motivos y las consecuencias de algunos actos resultan a menudo insoportablemente azarosos y desprovistos de lógica. Tan súbitos y destructivos como incomprensibles.

"La Desaparición" es una brutal crónica de la desesperación, de la maldad intrínseca al ser humano y de la fragilidad con la que todos nos movemos en este mundo extraño y ajeno, donde nada es lo que parece y donde el equilibrio no es más que una impostura tan traicionera como necesaria.

P.D. Gracias por recomendármela, Alba.

8 Comments:

At 1:11 p. m., Blogger señor tascoigne said...

uf. cada vez que pienso en esa novelita me entran escalofríos.

tremenda. deja un poso horrible mientras vas sintiendo la pérdida a través del protagonista.

y ese final...

 
At 1:33 p. m., Blogger Náufrago said...

La pérdida, el vértigo, la impotencia, el miedo... Sensaciones que casi siempre se busca inspirar de un modo artificioso, pero que Krabbé consigue transmitir de un modo realista y brutal. Y por eso golpean tan duro.

 
At 2:47 p. m., Anonymous Anónimo said...

No sólo me lo he apuntado yo, sino también un amigo.

Esto se parece ya a aquello de la peseta que te llegaba en un sobre y había que enviarla como a otras 200 personas. Una cadena, eso...

Llosef

 
At 11:13 p. m., Anonymous iarsang said...

Otro libro que siento la necesidad imperiosa de leer.

Estaréis contentos...

 
At 9:09 p. m., Blogger Albert Mass said...

no sabía que habian hecho una peli basada en esta novela, creo que sale Jeff Bridges y Sandra Bullock. Me leeré el libro y os cuento. Gracias, tyla.

 
At 1:39 a. m., Anonymous Óscar said...

Este libro me lo regalaron hace un tiempo y, curiosamente, lo sigo teniendo sin leer en la pila.
Voy a tener que ponerme con él en estas vacaciones, porque ya sois bastantes a los que he leído buenos comentarios sobre la obra de Krabbé.
Por cierto, aprovecho para señalar que ya he abierto un nuevo blog; el otro, acabó muriendo de nostalghia.
Veremos cuánto dura este.

Saludos!

 
At 12:06 p. m., Blogger Náufrago said...

Albert, de hecho hay dos versiones. Una holandesa de finales de los 80 y una estadounidense posterior, con Kiefer Shuterland. Al parecer la holandesa es muchísimo mejor que la americana. Yo pienso verla próximamente.

Saludos

 
At 12:08 p. m., Blogger Náufrago said...

Oscar, pues tienes que leértelo. Al fin y al cabo, se devora de una sentada, ya lo verás.

Y tomo nota del traslado.

Saludos.

 

Publicar un comentario

<< Home